Páginas vistas en total

martes, 3 de enero de 2012

El arte de quedarse sola.




Por fin viernes, y un muy merecido viernes, mis padres bajan a hacer la compra con mi hermano y he convencido a Clara de que no puedo salir porque me ha salido una clase extraordinaria de piano, mentira, pero así puedo tener la casa sola para mí sin que nadie me moleste.

-Que si mamá, que no te preocupes, cierro con llave por dentro, mamá por favor ni que me fuesen a raptar! Le digo ya nerviosa.

Interviene mi hermano.

-Pero si seguro que los secuestradores la sueltan a las dos horas, de lo que habla la tía!.
-Oye que soy tu hermana majo.-Le dejo caer.
-Ande usté a la mierda! –Me contesta, si, se ha aficionado a imitar al tio la vara.
-Haya paz.-Interviene mi padre.

Mi madre me da un beso y finalmente se marchan, acto seguido me dirijo  al ordenador y pongo la música al máximo, es lo bueno de no tener vecinos, me convierto en una intrusa en el vestidor de mi madre y le robo sus tacones más altos, el vestido de noche vieja del año pasado  y me dirijo al baño, ay,ay,ay ya se porque no se pone los zapatos, no se puede ni caminar con ellos, tiritas, he de localizar tiritas, ¡a escondido las pinturas! No me lo puedo creer será… Alicia que es tu madre… ¿donde esconderías tu el maquillaje si tu hija te lo quisiese robar? Pues claro, en la cocina!
Aquí está, debajo del fregadero, no, si tonta no es… 

Una vez convertida en una pésima replica de la novia de danny suco, cojo la barra de pan del mediodía (para utilizarlo como micrófono) y me pongo las tiritas para asegurarme de que mañana pueda ponerme un calzado.

Y despreocupándome de todo empiezo a cantar al ritmo de la música, canto fatal eh… pero con el volumen de la cantante original solo me escucho yo,  nananan uoooo uoooo uo nanan nnana uo uo uo! El teléfono interrumpe mi genial concierto, ¿lo cojo? Claro, por que si es importante… mi meditación dura tanto que el teléfono deja de sonar, para volver a empezar claro, ¿entonces? Es importante, lo cojo.

-¡Te pille!-Suena al otro lado de la línea, mierda, Clara me ha pillado.
-Tú no eres importante…-Le contesto.
-¿Y tu clase de piano?
-Clara, lo siento, se ha suspendido y bueno me he quedado en casa ensayando (no mentía del todo).
-Tía mi madre, que necesita el teléfono.
-¿Y que?
-Pues que ya arreglaremos cuentas ¡listilla!-Me amenaza.
-Tranquila, prometo no cobrarte las próximas clases de matemáticas extra!
-Eso es una indirecta.
-No, es un aviso, va tira, déjale el teléfono a tu madre.-Y ella cuelga, si se ha enfadado, mañana le dejo copiar la redacción de latín y listo!

Vuelvo a mi increíble escenario de greasse y esta vez alcanzo la escoba, bailando y casi gritando como una loca consigo notas que ni los gatos en OT , como decía mi padre.

Y de repente en mi máximo esplendor no oigo la llave de mis padres entrar en la cerradura, llave que he olvidado echar por dentro, llave que mi madre me aviso de echar, llave que ahora me lleva a este ridículo, no solo por mis padres no, por que vienen acompañados.

-¿Se puede saber que haces? Pero si pareces una mala imitación de betty la fea…-Dice mi hermano.
-Dejarla a la pobre, que los adolescentes de hoy en día necesitan sentirse plenos en todos los aspectos.-Y esta señora quien es?- Pienso mientras miro a mi madre, que tiene la cara entre, sale corriendo a matarme porque le he cogido los tacones, por que hago el ridículo o por que he vuelto a averiguar donde guarda las pinturas.
-Yo casi mejor que me cambio…-Digo retirándome, desde luego, nunca más me vuelvo a quedarme sola en casa sin cerrar la puerta.

No se si es una retirada a tiempo o algo que mis padres me recordarán eternamente, pero definitivamente, esto es quedarse sola y con estilo.

Simplemente Alicia.

3 comentarios:

  1. jajjajajja, este es buenisimo y ademas te estoy intentando imaginar, jajajjajajajjaja, besos ali

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, un beso para ti también!

    ResponderEliminar