Páginas vistas en total

jueves, 22 de marzo de 2012

LA NUEVA INQUILINA


-Alliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiicia! –Para que Clara me llame así, algo grave ha tenido que pasar. No teníamos clase juntas y me ha pedido que la esperará al salir de clase, viene corriendo hacia mi como una desesperada, yo diría que hasta hiperventila.
-A ver, ¿te quieres calmar? ¿Qué ha pasado? –Le pregunto tranquila.
-Rubia, alta, ojos azules, pelo lisísimo (mi amiga tiene el pelo rizado, daría lo que fuera por tenerlo liso) me cae mal.
-¿Quién te cae mal? -Con ella es mejor hacer preguntas cortas para que la respuesta sea de una medida lógica, si pretendes escuchar a Clara, contestando a una pregunta con más de siete palabras, siéntate primero.
-La nueva. –Repetimos el proceso anterior.
-¿Qué nueva?
-Hay una chica nueva, y es ¡guapa! –No te extrañes, esto en Clara es de lo más normal, si la chica llevase unas gafas redondas al estilo”científico loco” el pelo enmarañado y un vestido horrendo, la hubiese saludado como si la chica llevara en el colegio desde los cinco años.
-Clara, eres consciente de que hay personas guapas en el mundo ¿no?
-Vamos a quedar con ella para ir a cenar. –Cada día me sorprende más, desde luego.
-¡Pero si me acabas de decir que te cae mal! –Le recrimino, seguro que no trama nada bueno.
-Ya,  por eso, vamos a sacarle todos los trapos sucios que tenga, nos haremos las simpáticas.- La miro de manera irónica.
-Yo ya soy simpática, la del plan diabólico eres tu.
-Seguro que quieres participar cuando te diga con quien ha estado todas las horas, incluso la del patio.- Tampoco te extrañes, para mi amiga, la hora del patio es sagrada, todos los cotilleos están en esa parcela del colegio.
-A ver… ¡sorpréndeme!
-¡Con Javier!
-¿Con el borde sexy? –Me extraño a mi misma, he añadido el adjetivo “sexy” sin pensar.
-Sí, ahora es personal, ¿a que si?
-No, ahora me parece genial, así los dos se preocuparán de ellos mismos, y ese tío me dejará en paz a mí.
-Vamos Ali… hazlo por mí, no puede ser perfecta. –Ya me ha vuelto a poner esa carita de gatito…
-Vale, está bien, pero yo soy la poli buena eh…
-¡Pues claro! Tú no sirves para ser mala si no es con un chico que tiene intenciones de arrimarse a ti. –Se está ganando que no la acompañe.
-¿Cómo se llama?
-Javier, ya lo sabes. –Me contesta.
-El tío no, ¡ella!
-Ah! Andrea,  no podía llamarse, yo que se, Sandalia? O Marciana, incluso Anacleta le pegaría más…
-Claro que si cariño, claro que si…- La cojo por detrás y la empujo a la salida, ha sonado el timbre y han empezado a atropellarnos los niños de primaria, pobrecillos, parece que no hayan visto la luz en años.
-Nos vemos esta tarde.-Le digo a Clara, que se aleja decepcionada, seguro que todavía está pensando en nombres extraños para atribuirle a la pobre chica.


Simplemente Alicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario